lunes, 24 de junio de 2013

Cooperativas estafan a compradores de Chery.

Cooperativas estafan a compradores de Chery
Los obligan a cancelar una comisión extra de Bs. 35 mil para la adquisición del vehículo
Mientras miles de personas están a la espera de un vehículo a través del programa Venezuela Productiva Automotriz, fabricantes de autos del Estado asignan a cooperativas cierta cantidad de autos para que sean otorgados a usuarios, pero los mismos son revendidos en dólares o con sobreprecio y estafan a los compradores.
KATHERINE VEGA
Automóviles de la marca Chery y Venirauto son utilizados para estafar a compradores, que ingresan a cooperativas autorizadas por el Estado para otorgar vehículos de dichas marcas.
Según información de una fuente que prefiere no revelar su nombre y que fue estafada por una Cooperativa que trabaja para el Estado, dice que a pesar de la escasez de autos, los mismos “son revendidos con sobreprecios por cooperativas y además te obligan a cancelar una comisión para poder adquirir el auto”.
El proceso se lleva a cabo a través de una cooperativa “que evidentemente es creada por ellos mismos”, a la que le asignan los diferentes modelos de carros en grandes cantidades. “Sabemos de una sola a la que le asignaron más de 60 carros, la empresa es Asociación Corporativa El Gato 007 R.L.”.
El informante explica que la empresa cobra a los beneficiarios individuales el valor de los vehículos a nombre de la ensambladora, Corporación Automotriz Z.G.T. C.A., “para así poder sacar los carros de la planta y además, cobra un dinero extra preferiblemente en efectivo, para gastos que no se especifican”.
Asimismo, afirma que tuvo que pagar un total de 35 mil bolívares adicionales a lo ya pagado por el vehículo, que representaría un sobreprecio del 20%.
“El negocio es grande”, comenta, pues no es el único que tuvo que pagar una cantidad aparte a la solicitada por el auto.
La estrategia de la asociación era adquirir los carros a menor precio, retenerlos un tiempo, esperar que aumenten y venderlos más caros. Si la cooperativa contaba con un mínimo de 60 vehículos, obtuvieron más de 210 mil bolívares en ganancias a través de las comisiones cobradas a los usuarios.
Cabe destacar, que dicha cooperativa no aparece inscrita en el Registro Nacional de Contrataciones Públicas. El dueño de la misma es Jesús Rafael Urbano Andrade, quien según el Registro Nacional Electoral, reside en el estado Cojedes.
Entre los implicados, no solo está el dueño de la cooperativa, sino que también se encuentra un Coronel activo de apellido Rincón y otro directivo de la empresa, de apellido Urbano.
“Al gerente o Presidente de la ensambladora le damos el beneficio de la duda, pues nadie lo ha mencionado, pero debe investigar y hacer que los vehículos lleguen a los que de verdad pagaron por ellos y poner control a tanta vagabundería”.
La fuente comenta que fue ubicado por una cooperativa que según contaba con un cupo de carros que vende el Estado, la empresa le ofreció obtener el vehículo de forma rápida, por lo que el comprador aceptó.
El carro solicitado era el Orinoco full equipo 2012, fabricado por Chery, que fue pedido en noviembre de 2012. Para el momento de la transacción costaba 153 mil bolívares.
Se mantuvo a la espera, pero la empresa nada que otorgaba el carro. Luego de tanto insistir para tener respuesta del auto, tuvo que dirigirse hasta donde está ubicada la cooperativa y le tocó dormir en el sitio para “dar presión”. Pero de igual forma, “no me entregaron el carro, ni a mí ni a nadie”.
Además, la fuente cuenta que eso no es todo, “utilizan el dinero del beneficiario para sacar el carro, pero después no lo entregan a los que pagaron, sino que los venden en el mercado paralelo de autos al doble del precio original, que genera una utilidad del 100% y que en algunos modelos puede representar ganancias de 150 mil bolívares por vehículo”.
Otro modus operandi es sacándolos a Colombia y vendiéndolos en billetes verdes, “lo mismo pasa con los repuestos que son casi imposibles de conseguir en Venezuela” expresa.
Si bien es cierto que la adquisición oportuna de repuestos para los carros producidos por el Gobierno es lenta, la fuente indica que esto, aparte de generarse por el alta demanda que presentan los carros, “es por el acaparamiento y la corrupción que entre los altos funcionarios gubernamentales se maneja”.
El impulso que le ha dado el Gobierno Nacional a la producción de autos por medio del convenio Chino e Iraní, ha provocado un aumento en la demanda de autos, el cual, el Estado no ha sabido responder, pues la fabricación es menor a la oferta que deberían ofrecer.
Como ejemplo, el programa Venezuela Productiva Automotriz, que con apenas haber iniciado el pasado 3 de junio, ya tiene más de 380 mil inscritos y 145 mil personas con planilla de solicitud completa, que a pesar de esto, haber completado la planilla no garantiza que se les otorgue la aprobación de un crédito ante la banca.
En caso que sea aprobado el crédito, será mucha la espera para poder conseguir la entrega del automóvil, pues la oferta que tiene por ejemplo, el auto chino de la marca Chery, es muy baja.
Por otro lado, el mal manejo que presentan actualmente las instituciones públicas, también se refleja en las industrias automotrices introducidas por el Gobierno en el país, pues entre la marca Chery y Venirauto llegaron a fabricar durante el año 2012 apenas unos 18 mil vehículos. Muestra que será muy difícil que puedan cumplir con la demanda este año.
REPUESTOS DE CHERY NO APARECEN
Por un lado, está la oferta de los carros y por otro, está la escasez de repuestos para los mismos. La oferta es insuficiente para atender la cantidad de unidades que están en circulación, por lo que propietarios de vehículos manifiestan que deben esperar entre 45 días y 2 meses para reparar su automóvil. Pero si la antigüedad es mayor a 5 años ya no cuenta con el respaldo técnico del fabricante.
Talleres autorizados confirman que diariamente reciben hasta 10 vehículos y que son atendidos por orden de llegada. “Se atienden los automóviles que están en garantía y vienen a realizar el servicio de mantenimiento correspondiente a su kilometraje”.
La Corporación ZGT ensambló, entre agosto de 2011 y marzo de 2012, 13.890 unidades. Mientras que la producción de Venirauto fue menor, ya que no supera los 4 mil carros anuales.
Asimismo, la Memoria y Cuenta del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio señala que Venirautos Industrias programó ensamblar en 2011: 16.188 unidades y ejecutó 4.166. Y en 2012 proyectaron 8.390 automóviles y fabricaron 3.595.
PROGRAMA DE VEHÍCULOS CONTINÚA FUNCIONANDO
La próxima semana se entregarán los primeros vehículos que fueron solicitados a través del portal web de Venezuela Productiva Automotriz, informó este miércoles el ministro para las Industrias, Ricardo Menéndez.
Según información del ministerio de Industrias, hasta el pasado 13 de junio, la cifra promedio de personas que han solicitado un usuario es de 381.640 y 145.415 personas pudieron llenar sus datos y culminar su solicitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario