Páginas vistas en total

domingo, 5 de junio de 2011

Una de las modalidades se aplica a través de los llamados “cantinazos”


Por: Liliana Arreaza - En el estado Anzoátegui no hay quien le ponga un parado a los innumerables casos de explotación infantil en las escuelas públicas. Una de las modalidades se aplica a través de los llamados “cantinazos”, en donde prácticamente se expone a los niños a incurrir en mendicidad, obligándolos a pedir alimentos que luego son expendidos en los colegios.
Con estos productos hacen una especie de “mercadito a cielo abierto”, donde los estudiantes y sus docentes comercializan los alimentos al público en general y el dinero recaudado no se sabe a dónde va a parar, porque casi siempre los directores y maestros de los colegios no saben dar explicaciones. Alegando que se trata de “colaboraciones” voluntarias, los directores recogen dinero cuyo destino se desconoce.
Varias escuelas de Barcelona son célebres por esa actividad, como por ejemplo la Unidad Educativa 29 de Marzo, Unidad Educativa República de Chile, colegio Manuel Felipe Tovar y la escuela Antonio José de Sucre.
Los niños son sometidos a un estrés tal que hay casos en donde incluso estarían perdiendo el cabello. Por mencionar otro caso, en la escuela técnica robinsoniana Felipe Guevara Rojas de Barcelona sería una práctica normal exigir colaboraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada